Una Onza de Prevención

Una Onza de Prevención

“Todos nos tenemos que morir de algo en algún momento” es la frase que se usa hoy en día para justificar, ignorar e incluso negar la horrible realidad de que ahora mas que nunca en la historia la población humana sufre y muere de enfermedades crónicas y degenerativas que hace un siglo casi no existían y que son completamente prevenibles cuando se adhiere a los principios de la terapia Gerson.

En el año 1900 la incidencia del cáncer era de 1 de 50 hoy en día  ha alcanzado 1 de 2 dentro de los pases industrializados, basado en el simple hecho de que la sociedad moderna rechaza vivir de manera armónica con la naturaleza. Las estadísticas nos muestran que hoy en día la expectativa de vida para las mujeres es de 77 años mientras que para los hombres es de 72, Con esto en mente podemos decir que una persona normal disfrutará de solo 10 años de vida después de su jubilación y que probablemente esos 10 años los pase consumiendo toda clase de drogas farmacéuticas innecesarias y sometiéndose a varias cirugías para combatir las enfermedades degenerativas que eventualmente causarán su muerte prematura. Por esto decimos que no es un caso de que ” Todos nos tenemos que morir de algo en algún momento” sino más bien el tema de importancia es uno de calidad de vida y longevidad. Al seguir los principios de la terapia Gerson, como un estilo de vida de prevención uno puede disfrutar de ambas cosas a un nivel nunca antes pensado. A sus 85 años  Charlotte Gerson la última hija que sobrevive al Dr. Max Gerson disfruta de una vida con niveles de energía, movilidad y claridad mental iguales a mujeres con la mitad de su edad. El Dr. Norman Walker (creador del extractor de jugos que usamos en nuestras clínicas) vivió su vida en base a los principios del Dr. Gerson hasta su muerte a los 117 años de edad. Es un hecho conocido que hasta el día de su muerte seguía cortando su propia leña.

El cuerpo humano esta diseñado para vivir saludablemente hasta los 120 años de edad esto sin importar si usted se encuentra en su juventud, es mayor o incluso jubilado, la terapia Gerson, como un estilo de vida de prevención le puede garantizar la más alta calidad de vida. Aunque muchos de nuestros clientes acuden a nuestras instalaciones para curarse de males degenerativos avanzados contamos también con muchos clientes que acuden con el solo propósito de cambiar su vida al aprender como aplicar los principios de la terapia. Esta es una sabia manera de invertir su tiempo y su dinero.